El estado de las investigaciones para encontrar una vacuna contra la COVID-19 y las precauciones que se deben tomar apuntan a que la población no empezará a ser vacunada antes “de la primera parte del año 2021”, apuntó  el director de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Mike Ryan.

“Hay que ser realistas en cuanto a los tiempos. Estamos apurando las cosas todo lo que se puede, pero esto no significa bajo ninguna circunstancia que vamos a tomar atajos en lo referido a la seguridad”, recalcó el médico y alto directivo de la OMS en una sesión informativa dirigida al público en general a través de las redes sociales.

En esa sesión, en la que también participó la responsable técnica de la célula de gestión de la pandemia, María von Kerkhove, se recordó que no hay que tener expectativas desmesuradas y creer que la vacuna será una solución absoluta.

Ryan recordó que ninguna vacuna es 100% efectiva y mencionó el caso de la que existe contra el sarampión y que es considerada entre las que tienen mayor efectividad, que en este caso llega al 95%.