El Covid-19 vuelve a golpear a varios países de ese contienente. Hay  récord de casos y cuarentena en algunas regiones.

Rusia alcanzó un récord diario de muertos al registrar 317 decesos. Ingraterra, República Checa e Irlanda decretaron restricciones.

Varios países europeos están sufriendo un nuevo brote de casos de Covid-19 y hay alerta por los últimos datos en varios países. Rusia, por ejemplo, registró un récord de 317 muertes por coronavirus en un día y 15.700 nuevos casos. “En las últimas 24 horas en Rusia se confirmaron 15.700 nuevos casos de Covid-19 en 85 regiones, incluidos 4.076 casos asintomáticos”, informó el centro ruso responsable de la lucha contra la pandemia.

Con estos nuevos datos, el balance de la pandemia en territorio ruso asciende a 1.447.335 personas infectadas, lo que supone un aumento del 1,1% respecto a la jornada anterior, y 24.952 víctimas mortales. La mayoría de los nuevos casos fueron detectados en Moscú, con 4.389 contagios, además de los 466 registrados en la provincia de la capital rusa. En cuanto a las recuperaciones, 1.096.560 personas superaron en Rusia la enfermedad respiratoria generada por el coronavirus, incluidas 10.952 que recibieron el alta médica en la última jornada. En este contexto, el primer ministro, Mijail Mishustin, subrayó ayer que Rusia no tiene déficit de equipos de protección personal ni de test para detectar contagios de coronavirus.

“Hoy en día no hay escasez de equipos de protección personal y sistemas de prueba. Ya se realizaron más de 51 millones de test y continuamos realizando pruebas para identificar el virus lo antes posible y ayudar a los enfermos”, afirmó el jefe del Gobierno ruso. Mishustin aseguró que Rusia aprendió las lecciones de la lucha contra la pandemia de coronavirus y consiguió “una experiencia inestimable”. “El Gobierno es consciente de lo que se debe hacer en la economía, en la asistencia médica y en otras áreas clave. Existe la oportunidad de actuar de manera preventiva”, señaló, antes de recalcar que el sistema sanitario ruso “tiene un margen de seguridad suficiente para contrarrestar la propagación del coronavirus”.

Inglaterra con restricciones

El sábado, la región de Yorkshire del Sur se unirá a las áreas sujetas a las restricciones más estrictas en vigor en Inglaterra para frenar la propagación del nuevo coronavirus, a cambio de apoyo financiero, dijeron el miércoles las autoridades locales. Esta región del norte de Inglaterra pasará a nivel de alerta “muy alto”, último peldaño de un sistema de tres niveles establecido por el ejecutivo británico, que implicará el cierre de bares y pubs que no sirven comida y la prohibición de reunirse en los hogares.

Por su parte, Gales ha decidido imponer un confinamiento general de dos semanas a partir del viernes, opción que el gobierno británico rechaza por el momento, por las implicaciones económicas.

República Checa con cuarentena

La República Checa anunció hoy restricciones a los desplazamientos y el cierre de tiendas y servicios no esenciales ante el avance del coronavirus, luego de marcar un récord de casi 12.000 casos en un día y de que el viceprimer ministro diera positivo.

Este país  acumula hasta ahora 193.246 casos de coronavirus, un tercio de ellos registrado en los últimos siete días.

El número de personas hospitalizadas superó los 4.000, y 634 de ellas estaban en condiciones críticas, lo que tiene al sistema de salud bajo creciente presión. Hasta la fecha, 1.619 personas murieron por la enfermedad, con un récord de 97 decesos en un día registrado el lunes pasado. El ministro Prymula dijo hoy que desde mañana sólo podrán permanecer abiertas aquellos comercios que ofrezcan productos de primera necesidad .Los ciudadanos no podrán salir de sus casas excepto para ir al trabajo, hacer compras de productos esenciales, ir al médico o visitar a familiares.

Irlanda tendrá un segundo confinamiento

Irlanda es el primer país de Europa que ha decidido, para hacer frente al nuevo coronavirus, un nuevo reconfinamiento nacional que empieza el jueves en medio de temores de que las consecuencias sean ahora más graves que en el primer confinamiento.

Desde el jueves, todos los comercios no esenciales –como el de Farrington– tendrán que cerrar durante seis semanas, y los bares y restaurantes solamente podrán servir comida para llevar.Todos los ciudadanos deberán permanecer en sus casas, y sólo podrán desplazarse a un radio de 5 kms de sus domicilios para ejercer un empleo o hacer ejercicio. Las escuelas y las guarderías permanecerán sin embargo abiertas, principal diferencia con el largo confinamiento de la pasada primavera (boreal).El primer ministro Micheal Martin anunció las nuevas medidas el lunes por la noche. “Si batallamos juntos en las próximas seis semanas, tendremos la posibilidad de celebrar correctamente las Navidades” aseguró en un mensaje a los cinco millones de habitantes del país.

La pandemia ha causado al menos 1.865 muertos en Irlanda, según las cifras oficiales. Tras un máximo de 77 muertos diarios en abril, el número de fallecimientos llega actualmente a una decena diaria.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here