Solo 30 personas forman parte del funeral excepcionalmente íntimo.
El Príncipe Felipe, quien murió días atrás, el 9 de abril, será enterrado en el castillo de Windsor, a unos 50 kilómetros al Oeste de Londres.
Debido a la situación de pandemia, solo 30 familiares muy cercanos a Felipe, son los que asisten y acompañan a la Reina Isabel.
Además de la mencionada reina, fueron invitados a la ceremonia de despedida, el Príncipe Carlos, Camilla, Duquesa de Cornualles, Príncipe William, Duque de Cambridge, Kate, duquesa de Cambridge, Príncipe Harry, duque de Sussex, El príncipe Andrés, duque de York,Princesa Beatriz, Edoardo Mapelli Mozzi, Princesa Eugenia, Jack Brooksbank, El príncipe Eduardo, conde de Wessex, Sophie, Condesa de Wessex, Lady Louise Windsor, James, Vizconde Severn, Ana, Princesa Real, hija de Isabel y Felipe, Vicealmirante Sir Timothy Laurence, Peter Phillips, Zara Tindall, Mike Tindall, David Armstrong-Jones, conde de Snowdon, Lady Sarah Chatto, Daniel Chatto, Ricardo, duque de Gloucester, Eduardo, duque de Kent, Princesa Alexandra, Bernhard, Príncipe Heredero de Baden, Príncipe Donato, Landgrave de Hesse, Príncipe Felipe de Hohenlohe-Langenburgo, Penelope Knatchbull, Condesa Mountbatten, esta última es la única persona que no tiene lazo de sangre con la familia de el Principe, pero si es amiga íntima de la Reina Isabel.