El cantor del pueblo, Raimundo “Chimica” González, dejó de existir hoy en el Hospital Antonio J. Scaravelli como consecuencia de la pandemia que asola el país.

El reconocido autor e intérprete del cancionero cuyano atravesó los últimos días una muy delicada situación de salud que, en las últimas horas, fue agravándose hasta producir su deceso. La triste noticia se conoció este miércoles.

“Chimica”, había nacido en Tupungato, y aunque vivió algunos años en San Rafael, terminó aquerenciándose en Tunuyán; departamento que vio nacer muchas de las más de seiscientas inolvidables obras que regaló a la cuyanía.

Uno de los creadores del Festival Nacional de la Tonada, no siempre fue reconocido como tal por los funcionarios de cultura de turno del Valle de Uco. Y ésta, era una reivindicación que él siempre quiso para la música cuyana, en especial cuando se trataba de los nuevos valores.

Hombre generoso y amigo de decenas de los más importantes exponentes del folclore nacional, recibió en su casa a cada cuyano que compartió con él su amor por las cosas nuestras.

Recibió gran cantidad de premios y reconocimientos por su labor, pero él siempre se enorgullecía por el más simple de todos: el reconocimiento de sus pares y de su público.

Supo incursionar en radio, con inmensa aceptación de las audiencias de innumerables locaciones no sólo de la provincia, sino de otras regiones del país, fue un gran hacedor cultural y motivador de cuanto festival o encuentro folclórico se realizase.

Artista de ley, generoso, humilde y grande como pocos; hoy dejó este mundo para ir a compartir fogón con otros grandes cuyanos que partieron antes, y a los que él mismo se encargaba de homenajear cada vez que se daba la ocasión.

“Chimica” era, además, papá de nuestra compañera de tareas, la periodista Paula González que lleva en su sangre el orgullo de haber heredado el saber y el amor por nuestro acervo. En este trance, el equipo de Canal 8, 8 Digital y Radio 2, acompañamos a Paula y su familia.