Hoy está todo sobre el tapete. Si tengo que retroceder porque hay un brote, no lo vamos a dudar, estamos evaluando minuto a minuto“, manifestó Orozco.

El intendente Daniel Orozco se encuentra reunido con su gabinete de crisis y estudia endurecer el aislamiento en el departamento.

 Se logró determinar cómo se contagió la familia compuesta por un padre, la madre y un niño.

Las informaciones suministradas por la municipalidad de Las Heras indican que el abuelo, de profesión camionero, volvió a Mendoza hace unos 10 días desde la zona de Quilmes -Buenos Aires- y que estuvo cerca de la zona de Villa Azul, el barrio vulnerable que fue aislado por la profusión de contagios que se detectaron.

Dado que el chofer no tenía que realizar cuarentena al volver a la provincia, participó el 26 de mayo de un cumpleaños donde estuvieron más de 20 personas, en infracción a la normativa sobre reuniones privadas. Además, el transportista realizó dos mudanzas, una a Godoy Cruz y otra a Guaymallén, cuyos municipios también analizan los pasos a seguir.

Tras el rastrillaje de todos los contactos, las personas que mantuvieron una relación próxima con el transportista durante este tiempo ya fueron aisladas en los hoteles contratados por el Gobierno de Mendoza para realizar la cuarentena. Se trata de personas que no han evidenciado síntomas. En otros, que presentaron signos compatibles, fueron aislados en los hospitales, según explicó el intendente Daniel Orozco.

El intendente lasherino informo que el Gobernador se encuentra al tanto de la situación desde el primer momento.

Destacó el trabajo de las áreas epidemiológicas de Las Heras y de la Provincia para dar rápidamente con el vector de contagio, aunque el intendente dejó traslucir que entre las familias aisladas hay alguna que vive en un barrio vulnerable de Las Heras.

Es una familia que, en líneas generales, tiene su casa, pero muchas personas estuvieron en contacto, podemos tener alguna familia vulnerable“, apuntó

El jefe comunal, que también es médico, apeló a la responsabilidad de los lasherinos para poner en alerta las posibles situaciones de contagio.

Es la responsabilidad de cada uno, si tenés síntomas, tenés que ir al médico y alertar, no podemos poner un policía por cada familia“, explicó. Y agregó: “Apelamos a la responsabilidad de la comunidad, a que alguien que haya venido de Chile, Brasil o del AMBA, tiene que estar en cuarentena. O que no haya reuniones de 20 personas sino de 10”.

Por eso, consideró que “si nosotros hoy vemos que hay un grado alto de acatamiento, vamos a seguir -con esta fase de cuarentena-, pero si tenemos que retroceder, lo vamos a hacer. Depende de la responsabilidad civil de cada persona, no le vamos a echar la culpa al presidente o al gobernador. El bicho no nos busca, vamos nosotros a buscarlo“, recalcó.