Sin embargo, las oficinas de este ente seguirán cerradas para atención al público y sólo atenderán  trámites que ingresan por medios virtuales.

A través de la Resolución 99/2020 de la Anses, que lleva la firma de Fernanda Raverta, titular de este organismo a nivel nacional, se declara “servicios críticos, esenciales e indispensables para el funcionamiento” del organismo a una serie de áreas detalladas en un anexo que prestarán su servicio “de forma remota o presencial”, según se precisa para cada caso.

“Para aquellas actividades en las cuales se requiera de manera extraordinaria la modalidad presencial, se establecerá un cronograma gradual y progresivo para su implementación, debiendo darse cumplimiento con todas las medidas preventivas y de cuidado establecidas para el Covid-19 por la normativa vigente”, indica la norma.

Según apuntó  el organismo en un comunicado, las Unidades de Atención Integral (UDAI) seguirán cerradas para la atención al público hasta definir el protocolo sanitario de apertura y, mientras tanto, las oficinas funcionarán a puertas cerradas para realizar los trámites, que ingresan por medios virtuales.

Entre esas actividades que actualmente se realizan de manera virtual, se encuentran la rehabilitación del cobro de una jubilación o pensión, reclamo de un haber no cobrado de una jubilación o pensión, trámite de la Asignación por Maternidad y de la Asignación por Hijo por Discapacidad.

“El funcionamiento de esta nueva modalidad será una combinación de algunas oficinas procesando información a puertas cerradas y en el mediano plazo la apertura con un sistema de turnos como se está realizando en las entidades bancarias”, explicó el organismo a cargo de Raverta.