Lázaro Báez deja la cárcel para cumplir prisión domiciliaria en un exclusivo country de Pilar, en Bs. As., en una de sus 1.214 propiedades.

La decisión del Tribunal Oral Federal Nº 4 se conoció a primera hora de esta tarde, y ordena que el imputado deje la prisión de Ezeiza sin abonar fianza. 

Después de cuatro años y medio en el penal de Ezeiza, Lázaro Báez obtuvo el arresto domiciliario. Fue después de pedir la morigeración de su prisión, señalando que no puede hacer frente a la fianza de 386 millones de pesos que le había fijado el Tribunal Oral Federal 4 (TOF 4) que lo juzga por lavado de dinero.

La Cámara de Casación, este lunes por la mañana resolvió concederle el beneficio del arresto en uno de sus domicilios, decisión sobre la cual el TOF 4, se expidió con marcadas diferencias respecto al criterio del máximo tribunal penal.

Con un arresto domiciliario concedido por la Casación y una excarcelación dictada pero con una caución millonaria para que se haga efectiva, fue el Tribunal Oral Federal 4 (TOF 4) -responsable de juzgar al empresario K-, el que dirimió la situación. Sus jueces Néstor Costabel, Daniel Obligado y Jorge Gorini resolvieron que Báez continúe cumpliendo el arresto en su domicilio, monitoreado por una tobillera electrónica.

Los vecinos del country no se manifestaron “felices” por la llegada de Báez al barrio.

El dueño del Grupo Austral obtuvo hace dos meses la excarcelación en una de las causas conexas a la Ruta del Dinero K, pero se le había fijado una caución primero de 632,5 millones de pesos. Después del reclamo de la defensa y de una orden de la Cámara de Casación, la misma quedó en 368 millones de pesos. Aún así, los abogados de Báez sostuvieron que no tenía fondos para hacer frente a esa fianza.

Entonces requirieron que, tal como había sugerido el fiscal del jucio Abel Córdoba, se cumpliera con el arresto domiciliario dictado en marzo de este año en el marco de la emergencia sanitaria por el coronavirus. Dicha morigeración se había ordenado en otra causa conexa a la ruta del dinero K, donde se lo acusó por lavado de dinero por la compra del campo El Entrevero, operación por U$S 14 millones.

Para cumplir su arresto domiciliario, Báez había fijado como domicilio una de sus 1.214 propiedades. Se trata de una casa en un barrio privado de Pilar, escriturada a nombre de Badial SA -una de sus empresas investigadas por lavado de dinero-. La casa con pileta climatizada, está valuada en unos 500.000 dólares.

Si bien el empresario K cuenta con un patrimonio -según el Tribunal de Tasación de la Nación (TTN)-, de U$S 205 millones, el mismo se encuentra embargado en al menos siete causas radicadas en Comodoro Py. En la mayoría de ellas, está procesado por lavado de activos. Por ello, al estar todos sus bienes cautelados y sus empresas intervenidas, no los pudo utilizar para pagar una fianza.

El ex socio comercial de Cristina Kirchner ingresó a la cárcel en abril de 2016, y a la fecha afronta dos juicios oralesEl primero, por la Ruta del Dinero K, donde las querellas y el fiscal solicitaron penas que van desde los ocho a los doce años, y ahora se encuentran en etapa de alegatos las defensas. Por otro lado, desde mayo de 2019 comparte con la vicepresidenta el debate oral por el presunto direccionamiento de la obra pública, por parte del gobierno kirchnerista, a favor de su grupo empresarial: 51 licitaciones por $ 46.000 millones.