Yo voy seguido a caminar o correr por el parque La Lombardía. Y se ve mucha gente. No se está respetando el día. Yo mismo he visto un grupo de jóvenes tomando cerveza del pico. No lo pude evitar y me acerqué para decirles que no correspondía. Evidentemente no les gustó mucho y se fueron. Y estas son las cosas que a uno le preocupan”, dijo Luis López en diálogo con La Banda de Radio 2.

En una extensa y muy interesante charla con los integrantes del programa, el médico a cargo del Hospital Scaravelli reflexionó sobre diversos aspectos de la situación que estamos viviendo todos.

El profesional hizo hincapié, una vez más, en la responsabilidad individual de cada uno.

A mí también se me cortaron un cien por ciento las reuniones familiares. Pero, por ejemplo, uno se junta con los hermanos, con la familia de esos hermanos, y demás. Y con cada uno que salga positivo de ésos, empiezan las ramificaciones y la verdad, es que después es imparable

Las reuniones familiares no eran reuniones de diez personas. Eran veinte, treinta… Me ha pasado que me dijeran, “mirá, estamos muy preocupados porque éramos cincuenta” … En cambio, si en un restaurant, manteniendo el distanciamiento social, y manteniendo la cantidad de personas; por ahí es más fácil de controlar…”

Respecto de si el personal de la salud considera que existe un relajamiento en la conducta social, dijo López “Yo creo que, si uno ve que la gente por sí misma no toma los recaudos correspondientes, el estado tendrá que ver si toma alguna medida punitiva.  En el último tiempo las medidas de cuarentena no estaban funcionando porque la gente se ha cansado, y la verdad es que estamos todos cansados. Pero, no por esto, tenemos que tirar todo por la borda, lo que se ha logrado. Realmente, si uno ve el mapa de la Universidad John Hopkins, estamos subiendo en un triste ranking. Al principio estábamos en el puesto 29 y ahora ya estamos en el lugar 16 de la tabla

Algo estamos haciendo mal. Y no hablo de una cuestión política ni mucho menos. Esto tiene que ver con la sociedad en general. Con que tenemos que aprender nosotros a cuidarnos realmente. Si uno no se cuidad por uno mismo, por lo menos se va a cuidar por su familia. Y los primeros afectados si uno se contagia, es la familia.”

Nos dicen que la cuarentena no ha servido. Y sí ha servido. Por ejemplo, ahora tenemos más contagiados que Alemania, pero tenemos menos muertos. Indudablemente ha sido beneficiosa. Ahora, no podemos atribuirle todo al aislamiento por que no se puede mantener en el tiempo