Las fuerzas armadas despliegan un operativo sanitario sin precedentes.

El Ministro de Defensa, Agustín Rossi, había ordenado alistar a todos los hospitales militares para enfrentar la pandemia, en un operativo que no se veía desde la guerra de Malvinas.

“Argentina cuenta con toda su estructura sanitaria militar para luchar contra este enemigo invisible que ingresa en nuestros cuerpos”, describió el presidente Alberto Fernández.

Los jefes militares recibieron, y ejecutaron, instrucciones precisas para poner en marcha el alistamiento sanitario. Esto incluyó desde optimizar los equipos técnicos con que cuenta cada institución médica de las fuerzas, al despliegue de hospitales reubicables, pasando por la disposición completa de todo el personal de la Dirección de Salud Militar a los requerimientos de la emergencia.

También fueron convocados todos los cadetes de cuarto año de la Licenciatura de Enfermería del Colegio Militar de la Nación, los aspirantes del segundo año de Enfermería, y todo el personal retirado no mayor a 60 años que no forme parte del grupo de riesgo.

Esta red sanitaria dispone de una gran cantidad de camas críticas que ya están a disposición.

A toda esta estructura sanitaria se suma el trabajo que realizan los laboratorios de las Fuerzas Armadas en la producción de alcohol en gel donde se instaló un reactor para profundizar la capacidad productiva; y el área de Sastrería Militar, donde ya se confeccionaron más de 50.000 barbijos tipo 1 para niños, y cerca de 1000 uniformes sanitario con camisolines y cofias para médicos y enfermeros.

Hoy, todo el sistema sanitario militar se encuentra perfectamente alistado con personal médico y científico, capacidad técnica y logística para enfrentar lo que, se espera, sea el “pico” de la pandemia en nuestro país.

 

Fuente: Redacción/ Ministerio de Defensa