River cayó ante Talleres 1 a 0 de local y Marcelo Gallardo optó por dejar el monumental en silencio. No dio la rueda de prensa habitual. Duro golpe para un equipo que no se levanta

Los periodistas aguardaban en la sala cuando un empleado del club ingresó, avisó que el entrenador no iba a aparecer y apagó las luces del lugar.

El entrenador se mostró visiblemente golpeado tras la caída agónica ante el equipo cordobés. Se fue aplaudido pero en silencio, sin dar la cara ante la prensa..

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí