Se trata del caso informado ayer, de la asistente terapéutica que trabaja en la residencia para adultos ubicada en Luján.

Ante la confirmación del caso, se aplicaron los protocolos en el geriátrico: se aislaron a las residentes y al personal para realizar un seguimiento sanitario permanente.

Ayer, la ministra de Salud, Ana María Nadal, confirmó que una trabajadora de una residencia para adultos mayores de Luján de Cuyo dio positivo, por lo que permanece en el Hospital Lencinas.

Además, dos contactos estrechos, amiga y novio respectivamente de la asistente terapeutica, están aislados e internados.

No podemos dar más información porque se está investigando, habia dicho ayer el gobernador Rodolfo Suarez al referirse al contagio de la trabajadora de la residencia para adultos mayores y a los dos casos sospechosos por “vínculo estrecho”.

Además Suarez señaló que en el caso de los geriátricos, “estamos trabajando con todos los intendentes para llevar adelante una política para cuidar a los adultos mayores”. También admitió que es “dura” la medida que prohíbe las visitas y recordó que “solo pueden entrar personas cumpliendo con estrictos protocolos”.

Las 10 mujeres internadas en el hogar para adultos mayores de Luján de Cuyo, se encuentran aisladas junto a personal de la institución y en buen estado de salud. Desde el organismo indicaron que no presentan sintomatología y que se activaron los protocolos tras confirmarse que una asistente terapéutica dio positivo por COVID-19.

En diálogo con el portal El Sol, la propietaria de la residencia para adultos mayores indicó que en el lugar permanecen 10 abuelas autoválidas que “gracias a Dios están bien”.

Personal del Ministerio de Salud concurrió a la institución y “les tomó la temperatura. Ninguna abuela tiene sintomatología, ni siquiera las personas que están trabajando. Pero, por seguridad aislaron el lugar por 14 días”, indicó la propietaria del hogar.

Al respecto, desde Salud explicaron que continuarán con la vigilancia de la residencia “por si presentan algún síntoma internarlos rápidamente”.

Además de las residentes, también se aislaron en el hogar la propietaria y los trabajadores. En ese sentido, la empresaria destacó el gesto del personal, quienes decidieron cumplir con este periodo de cuarentena junto a las residentes.

Se trata del segundo caso detectado en una residencia para adultos mayores en la provincia. El primero ocurrió en una institución ubicada en Capital a principios de mayo. Se trató de un hombre de 78 años que debió ser internado en el Hospital Lencinas.

Fuente: El Sol (De Mendoza)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here