El ex presidente volvió a minimizar el coronavirus.

El ex presidente Mauricio Macri visitó la provincia de Mendoza, donde dijo que el coronavirus es “una gripe un poquito más grave” y lanzó un llamado a la unidad de Juntos por el Cambio al advertir que “esta es la elección más importante en casi 40 años”.

“Nunca he creído realmente que esta gripe un poquito más grave es algo por lo que uno debe estar sin dormir”, soltó el ex presidente que ya le había quitado relevancia meses atrás a la pandemia que, en la Argentina, ya cuenta con más 88.247 víctimas fatales.

Tambíen Mauricio Macri se expresó  sobre su vacunación en los Estados Unidos, lo cual definió como una “una contribución” y explicó: “No usé una vacuna de las que entraron a la Argentina, y no la hubiese usado. Yo lo que dije es: ‘En vez de que está por llegar mi turno, que son los mayores de 60, voy a aprovechar y me vacuno acá así libero una vacuna’. Fui y pagué mi vacuna”.

El ex mandatario aseguró que si la pandemia hubiese ocurrido durante su gestión no habría tenido problemas con la adquisición de vacunas y señaló: “Hubiese comprado todas las vacunas que había disponibles porque si un día de país cerrado cuesta miles de millones de pesos o más de cien millones de dólares, cómo no vas a comprar todas las vacunas”.

En la misma línea, subrayó: “un técnico del Conicet dijo que si hubiésemos vacunado como los chilenos tendríamos 30 mil muertos menos. Y en adición a eso, la cantidad de días que no hubiéramos estado cerrados, provocando la destrucción de la salud psicológica, mental, física, económica de la población”.

“Realmente el manejo de la pandemia ha sido una desgracia para los argentinos. La cuarentena eterna ha destruido una parte del país”, agregó el ex jefe de Estado y referente del PRO.