Ya rige la medida.

El intendente de Malargüe, Juan Manuel Ojeda, resolvió que desde este jueves que cada malargüino que reciba una ayuda social deberá devolverla con tareas de limpieza que beneficien al resto de los vecinos. Las personas afectadas a estas tareas trabajarán en los distintos espacios verdes, veredas, avenidas principales, ciclovía norte y sur, entre otros lugares.

“A partir de hoy toda persona que reciba una ayuda social del municipio, deberá devolverla a la comunidad de Malargüe con horas de trabajo en contraprestación a lo recibido”, afirmó Ojeda.

Informó que estas personas estarán trabajando por grupos, los que tendrán como objetivo limpiar determinados espacios públicos, veredas, avenidas principales, ciclovía norte y sur, entre otros.

Por otro lado, el jefe comunal expresó, “solicitamos a los vecinos la colaboración y la ayuda para estas personas que están trabajando con chalecos refractarios, escobas y herramientas para el mantenimiento de la vía pública. Hay que cuidar la limpieza y mejorar la ciudad”.