Este sábado (11 de abril) se conocerá quiénes resultaran beneficiados con el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE)

Hasta el momento solo se realizó el pago a los beneficiarios de AUH y Asignación Universal por Embarazo (AUE).

El organismo que conduce Alejandro Vanoli trabaja en estos días en el cruce de datos para determinar quiénes, entre las más de 11 millones de personas que se preinscribieron, tendrán derecho a percibirlo.

En caso de que la solicitud haya sido rechazada por incumplir ciertos requisitos o como resultado del entrecruzamiento de datos, la página del organismo previsional permitirá conocer los motivos e, incluso, iniciar un reclamo.

En el caso de un rechazo lo habitual es que el sistema informe los motivos de la denegación del beneficio. Un caso posible es que la persona tenga ingresos declarados por sobre el límite establecido o que no cumple con otros requisitos del programa.

El bono de $10.000 se asigna por familia y no por individuo. Esto significa que si dos personas que convivieron en el pasado y hoy están en hogares diferentes piden el subsidio, se puede dar algún conflicto que rechace la solicitud. No tener el DNI actualizado puede ser una traba a la hora de cobrar.

Si el sistema arroja el mensaje tu solicitud está siendo analizada”, quiere decir que tanto Anses como la AFIP tienen en observación la solicitud. Los cruces de datos que observen un patrimonio no compatible con el IFE es motivo suficiente para negar el beneficio.

No hay que perder de vista que el bono de $10.000 les corresponde a todos aquellos trabajadores y trabajadoras informales; trabajadores y trabajadoras de casas particulares; monotributistas sociales y monotributistas de las categorías A y B.

En el caso que, el sábado, la página informe (al DNI ingresado en la consulta) que ha sido aprobado; se pasará a una segunda etapa de “Inscripción, Solicitud y Validación de Datos” para completar una serie de datos personales extra, cargar información de contacto y, en caso de tenerla, una Clave Bancaria Uniforme (CBU) que identifique a la cuenta bancaria en la que se quiere recibir el depósito. Y en caso de no tenerla, se deberá optar por formas de pago alternativas como las billeteras virtuales.

Finalmente, para cobrar el bono, si no se posee una cuenta bancaria, una posibilidad es el sistema “Punto Efectivo” de la red de cajeros automáticos Link, que permite extraer dinero sin usar tarjeta de débito. Otra manera de hacerse del bono es a través de la red de sucursales del Correo Argentino. De lo contrario, habra otra vía de cobro que es mediante las billeteras virtuales.

Asimismo, para su otorgamiento, es necesario ser argentino nativo o naturalizado y residente con una residencia legal en el país no inferior a 2 años y tener entre 18 y 65 años de edad.

Fuente: Anses