Será el sexto incremento en lo que va del año.

Desde mañana viernes, se podrá percibir un nuevo aumento en los combustibles, se trata del sexto incremento en los poco más de tres meses de este 2021. Podría ser de entre el 3% y el 5%.

El aumento se debe a una actualización impositiva que debió aplicarse a comienzos de marzo pero que el Gobierno aplazó por “las circunstancias y la necesaria estabilización de los precios”.

De este modo, la suba de los impuestos sobre los combustibles líquidos debía entrar en vigencia el 1 de marzo pero, a través de un decreto, se postergó para este viernes 12 para asegurar “una adecuada evolución de los precios”.

El porcentaje exacto del aumento, deberá definirlo el Gobierno, aunque se estima puede rondar entre el 3% y el 5%.

En lo poco que va del año, la nafta y el gasoil se encarecieron cinco veces, por efecto impositivo y por el alza de los biocombustibles, que tienen un horizonte de actualización hasta el mes de mayo para recuperar los valores del biodiesel que se utiliza para el corte obligatorio del gasoil y el bioetanol para las naftas.