Abrió hace dos semanas y está ubicado en las inmediaciones de la escuela Pedroni, en el paraje La Puntilla, Tunuyán. Es un emprendimiento que llevan adelante “a pulmón” seis mujeres.

“Manistos Dulces” se llama el merendero que ayuda a unos 60 chicos que viven en zonas cercanas a La Puntilla. el proyecto nació hace un par de años y ahora comenzó a funcionar.

“Estamos ubicados a 1.800 metros de la escuela José Pedroni y contamos con 60 niños que vienen aquí hace dos semanas, a partir de la apertura de este espacio”, cuenta María Cáceres, responsable de este merendero, a las cámaras de Canal 8.

La mujer agrega que el proyecto tiene dos años y que fue enviado a la comuna. “Con el paso del tiempo y tras no haber recibido respuesta, decidimos abrirlo por nuestra cuenta. Somos seis mujeres las que emprendimos este merendero”, señala.

“Por el momento, estamos al aire libre, ya que no podemos tener la aglomeración de tantos chicos en un espacio cerrado. La modalidad es: vienen los papás o los niños dos días a la semana y le damos su ración de merienda con una tortita o bizcochitos. En realidad, nuestro proyecto es hacerlo todos los días y no sólo dos veces por semana. Sabemos que, en los tiempos que estamos viviendo, para muchas familias esta es una ayuda muy importante”, asegura María.

Según cuenta Cáceres, el merendero cuenta con la ayuda del Rotary, el Movimiento Evita y la colaboración particular de la vecina Sandra Reyes. “Gracias a estos aportes, hemos abarcado la cantidad necesaria de mercadería para ayudar a estos 60 chicos”, agrega María, quien asegura que en un principio sólo eran 25 niños y en este poco tiempo se ha incrementado la asistencia.

“Manitos Dulces” también está abierto para recibir donaciones de particulares. Aseguran que la mayor necesidad es leche y harina. El teléfono de contacto es 261-6841766.