Murió a causas de un paro cardiorrespiratorio.

Tras ser operado de la cabeza, Maradona, se recuperaba en su casa de Tigre, junto a un psicólogo, psiquiatra y una enfermera personal.

Allegados al astro del fútbol mundial, comentaron a medios nacionales, que hoy miércoles, se levantó temprano como lo hacía habitualmente, desayunó y realizó una rutina de ejercicios y caminata y volvió a recostarse para recuperar energías.

Cerca del mediodía, hora que le tocaba su medicación, la enfermera personal lo encontró descompensado y desvanecido.

De manera inmediata se llamó al servicio de emergencia (según testigos del barrio, arribaron 9 ambulancias a la casa) y cuando llegaron poco se pudo hacer porque el mejor jugador de mundo ya había dejado de existir.

Maradona además de estar recuperándose de la cirugía en la cabeza, padecía un  cuadro de anemia y adicción al alcohol, por otro lado allegado aseguraron que no se pudo recuperar del todo de un cuadro de depresión producto de la pandemia que lo alejó de las canchas.