En Mendoza, La Red Integrada de Médicos Argentina (Redima), asociación autoconvocada de profesionales de la Salud, se manifestó con una marcha en autos.

Participaron aproximadamente 100 autos. Además, debían llevar guardapolvo, barbijo, identificación en las ventanillas y cinta negra de luto.

Con el objetivo de reclamar por las condiciones en las que están enfrentando la pandemia, el peligro al que se exponen día a día y la discriminación de la que muchas veces son víctimas, previamente la asociación difundió el siguiente comunicado:

Todos sabemos que desde siempre la Salud Pública ha sido relegada. Si había que hacer ajustes, FUE y ES, el área de salud la más afectada. Así es que nosotros, los Médicos, nos hemos acostumbrado a trabajar como podemos, nos hemos adaptado a hospitales en pésimas condiciones edilicias, con escasos insumos y a que el valor de la hora de trabajo altamente calificado, sea menor al valor de cualquier otra carrera profesional. Hoy, una vez más nos encontramos frente a la pandemia del SARS- CoV-2, donde miles de colegas están muriendo en el mundo, día a día. Colegas que mueren infectados, miembros del equipo que se suicidan. Agotados, abatidos, desesperanzados. Pandemia, que pronto va a llegar a las puertas de nuestro débil sistema de salud, encuentra que aún no se dispone de equipos de protección para todo su personal y da cuenta de los escasos centros de salud con la complejidad y los insumos necesarios para afrontarla”.

Redima es una asociación que representa a más de 22.000 trabajadores de la Salud de todo el país, y el 1 de abril decidieron expresar la situación por la que pasa el sector en la actualidad, a través de una carta que tuvo difusión nacional.

La marcha convocada se registró sin ningún incidente, respetando la consigna de dos personas por vehículo, tal y como se había pedido desde Redima.

En Mar del Plata, trabajadores de la salud se movilizaron hoy en una caravana de automóviles por las principales calles para reclamar contra la precaria situación laboral en la que desempeñan tareas en el marco de la pandemia por el coronavirus.
La movilización, que formó parte de una protesta que se desarrolló en diversos lugares del país, se realizó bajo el lema “Los trabajadores de la salud somos muchos, ahora somos uno”.
La manifestación se realizó de manera pacífica en una caravana de automóviles que recorrió las principales calles céntricas de esa ciudad balnearia.
Con sus guardapolvos blancos, ambos y barbijos, médicos y enfermeros, tanto del ámbito público como privado, bajaron de sus autos y desplegaron banderas argentinas y carteles con la leyenda. “No somos héroes somos médicos”.
Otros carteles decían: “No a la precarización laboral”, “Queremos sueldos dignos”, “Necesitamos insumos y protección para todos”, “Basta de la ineficiencia de un sistema sanitario viciado y expoliado”.
Luego de mostrar sus pancartas y aplaudir, los profesionales de la salud se unieron en un abrazo simbólico y entonaron el Himno Nacional Argentino

Médicos de San Luis se movilizaron hoy con caravanas de autos en distintas localidades de la provincia, en el marco de una convocatoria nacional, para protestar por despidos, precarización laboral y reclamar elementos de protección a todos los trabajadores de la salud en medio de la pandemia de coronavirus.
La secretaria general de la Asociación de Profesionales y Técnicos de la Salud (APTS), Ana Lía Trifiró, señaló a Télam que en San Luis el trabajo de los empleados de la salud pública “está precarizado con contratos trimestrales que te condicionan y sirven para que la patronal te amenace en forma permanente si reclamás“.
Trifiró denunció además que el gobierno provincial “no ha cumplido con las leyes nacionales que impiden los despidos“.

En los últimos 15 días y sin causa echaron a profesionales de la salud que trabajaban en hospitales de la provincia y en los servicios de emergencias“, aseveró la sindicalista.

La movilización se realizó con dos médicos por auto, con barbijos y guardapolvos y consignas en los vehículos, respetando las leyes de tránsito, el paso de los semáforos, utilizando una sola mano en las avenidas y con una escolta policial permanente.

En tanto, en otras ciudades del país se vivieron escenas similares, aunque menos tranquilas, en reclamo por el cese de la cuarentena.

En Buenos Aires, en los alrededores del Obelisco porteño cientos de manifestantes se congregaron en el Obelisco en la Capital Federal y en otros puntos emblemáticos del interior para manifestarse.

Los sectores puntualizaban los reclamos en el regreso a la actividad laboral para aquellos comercios que no pueden hacerlo, mientras que otros focalizaron su reclamo en mayores insumos para el personal médico.

Distintos grupos llegaron a pie al Obelisco o a través de medios de transporte público, mientras que otro grupo se movilizaron en sus automóviles particulares, modalidad que tiene fuerza en el interior.

En Mar del Plata, un grupo de médicos autoconvocados se reunió a través de una comitiva de autos en reclamo de mejoras salariales. La misma metodología ocurrió en Tigre, en la rotonda del Delta, con un fuerte simbolismo político contra el Intendente Julio Zamora.

A partir de este sábado ya rige en todo el país el nuevo permiso de circulación emitido por la Jefatura de Gabinete.