La actividad turística se reactivó notablemente.

Más de 1.6 millones de turistas del extranjero visitaron nuestros destinos entre el 15 de diciembre de 2022 y el 28 de febrero de 2023, con un impacto económico superior a los 1300 millones de dólares, similar a los niveles prepandemia.

Chile (21,5%), Brasil (16,3%), Uruguay (13,3%), Estados Unidos (11%), Paraguay (7,4%), Bolivia (4,6%), España (2,5%), Alemania (2,1%), Francia (2%) y Reino Unido (2%) encabezaron el ranking de turistas que arribaron a Argentina durante el verano.

El principal paso fronterizo de acceso fue el Aeropuerto de Ezeiza (24%), seguido por el Aeroparque Jorge Newbery (16%), el Puerto Buenos Aires (12%), el Puente Internacional Tancredo Neves (8%), el Paso Gualeguaychú – Fray Bentos (8%) y el Paso Cristo Redentor (4%).

«La recuperación del turismo receptivo ha sido muy potente. Estamos alcanzado los niveles de la prepandemia, tanto con el impulso de la llegada de visitantes de la región como de los Estados Unidos o Europa», aseguró el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens. «El turismo internacional impacta en todas las regiones del país, crea empleo genuino y genera dólares, tan necesarios para nuestra economía», agregó.

Ya se trabaja con el objetivo de atraer más visitantes extranjeros para el segundo trimestre del año.

En cifras, la llegada de extranjeros se enmarca en una temporada estival de este año registró el récord de 33,8 millones de turistas recorriendo el país, lo que representa un alza de 4,6% con respecto al 2022, y que gastaron $1,3 billón, un 12,4% más que durante el mismo período del año anterior, de acuerdo con los datos relevados por el sector de Turismo de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).