Ahora todo es digital; caja de ahorro, adquisición de plasticos, billeteras digitales y tramites bancarios, entre otros.

La pandemia del Covid-19 obligó a los argentinos a modificar muchos ábitos de vida. Entre las “secuelas positivas” que ha dejado la pandemia se encuentra el aumento del uso de canales digitales para realizar operaciones con dinero.

Cientos de miles de personas buscaron hacer trámites por canales digitales como el home banking y a las aplicaciones para dispositivos móviles que ofrecen los Bancos. Según datos nacionales todos los Bancos registraron aumento en accesos y descargas.

Hay una realidad que en un cajero automático no se hacen varias transacciones diarias. En cambio, un home banking tiene un nivel de transacción mayor y más aún el mobile. Es un cambio cultural muy fuerte”,explicó Gustavo Valdemoros, Gerente General de Red Link a medios nacionales

Además dijo: “La gente genera hábitos y costumbres como el cobrar la jubilación en el banco o usar el cajero automático de su red. Romper esa inercia es uno de los beneficios de la pandemia, ya que la gente se vio obligada a enfrentar estos cambios”

La billetera digital, cajas de ahorro o el accedo al plástico (tarjeta) para jubilados que antes cobraban por ventanilla, son alguna de las acciones más demandadas de los últimos tres meses. A esto se le suma diferentes tramites digitales que se hicieron como vías para cobrar los $ 10.000 del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

También entre los avances aparecen los tramites que antes, los clientes realizaban en las oficinas de los Bancos, ahora se realizan de manera digital.

Si bien en el sector financiero creen que, pasado el período de distanciamiento, habrá una caída en las transacciones digitales, las expectativas son que se mantengan en niveles altos y crezcan aún más.

La simpleza y efectividad que otorgan las operaciones virtuales hacen pensar que, una vez adquirido el hábito, sean una constante que se mantenga en la gran mayoría de los usuarios en el futuro.