Matteo Garrido Rivas fue operado exitosamente en el Hospital Notti. Se le extrajo el tejido afectado (carne y uña).

El pequeño de tan solo un mes corria riesgo de amputación de sus dedos, sus familiares denunciaron por mala praxis al Hospital Obstétrico Virgen de la Misericordia (OSEP), nosocomio donde se encontraba alojado desde su nacimiento.

Tras la denuncia, el bebé fue trasladado al Hospital Notti, allí fue intervenido el día lunes y se le extrajo el tejido afectado (carne y uña). Matteo había sufrido una trombosis en uno de sus brazos, tras una mala colocación de una vía intravenosa. Ahora, confían en que vuelva a regenerarse la zona.

María Helena, tía de Matteo, explicó a medios provinciales: «había que operar sí o sí porque podría correrse la infección. Dentro de todo lo malo, consideramos que se hizo lo mejor. Viendo toda la situación agradecemos a Dios porque lo tenemos con vida, y porque no fue mayor. Él está bien y con la ayuda de Dios va a mejorar»