El megaconcierto de homenaje a Charly García en el día de su cumpleaños número 70 arrancó esta tarde con los acordes de la emblemática «Confesiones de invierno», uno de los primeros himnos que inmortalizó el cantante en el segundo disco de Sui Generis y que fue abordado por una orquesta de cámara de tres violines, tres violas, dos cellos, contrabajo, flauta, oboe, corno, percusión y piano.

Esta formación, con sus quince músicos y dos directores vestidos de negro y luciendo brazaletes Say No More fue la encargada de repasar en formato camarístico parte de la producción de Charly en el primero de cuatro bloques que tendrá este concierto gratuito que se transmite en streaming y durará hasta las 22.

El grupo académico, a través de un delicado trabajo arreglístico fue uniendo distintas piezas de García, poniendo de manifiesto la riqueza melódica de las creaciones del máximo rockstar argentino, maleables y dispuestas a asumir distintos formatos, registros e interpretaciones, que jugaron a modo de reformulaciones que nunca olvidaron el original del cual provenían.

Zorrito Von Quintiero, Fernando Samalea, María Eva Albistur, Fernando Kabusacki, David Lebón, Julieta Venegas, Celeste Carballo, Rosario Ortega, Juan Ingaramo, Emmanuel Horvilleur, Pablo Guyot, Alfredo Toth, Raúl Porchetto, Richard Coleman, Benito Cerati, Cucuza Castiello, El Zar y Lito Epumer serán parte del multitudinario tributo de este sábado. Por la noche, Fito Paéz se suma a las celebraciones en el Teatro Colón.

El público


Con orden y tranquilidad, el Auditorio Nacional del Centro Cultural Kirchner (CCK) se fue colmando este sábado con cientos de personas para el megaconcierto tributo a Charly García en el día de su cumpleaños número 70, que se desarrolla desde las 14 y se extenderá hasta las 22 con más de cien músicos en escena.

Decenas de los ya clásicos brazaletes con la leyenda «Say No More» pueden verse en medio de una organización cuidada y atenta, con asistentes de todas las edades, algunos en grupos familiares.

«¿Por qué amo a Charly? Por lo mismo que todos los que estamos acá», dijo Aimé, de 29 años, en medio de la multitud que se aprestaba para ver el primero de los cuatro bloques de conciertos, que reunirán a razón de 1.750 espectadores por turno a más de 7.000 personas a lo largo de la jornada.

«Vine porque es parte de nuestra vida, viví distintas etapas reflejándome en cada momento de mi vida en sus canciones, esto es un festejo», confesó Hugo, un baterista de 44 años que llegó desde Córdoba con su esposa y tres hijos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here