Cada 25 de julio es considerado como feriado provincial por la celebración del reconocido Santo y una particular tradición que habla de un sismo.

Santiago Apóstol, es considerado como el patrono de los mendocinos. Según el mito popular se dice que los ciudadanos de Mendoza no tienen que trabajar porque si no tiembla.

Aunque no hay certezas del origen de este mito, en nuestra provincia, los creyentes concurren a una procesión que se realiza cada año, porque si no el santo patrono de los movimientos telúricos no protege a los pueblos y entonces tiembla. Por eso nadie, debe asistir a sus lugares de trabajo, según lo manifiesta la creencia popular.

Por otra parte, los especialistas se refieren a este supuesto mito. Gerardo Sánchez, Geofísico y técnico del INPRES “Instituto Nacional de Prevención Sísmica) dialogó con 8 Digital y se refirió a la fecha. “Lo calificaría dentro de un mito, hay circunstancias que se pueden haber dado que las personas lo asocian como un patrón o como algo recurrente”, dijo.

“Por ahí se dan algunas coincidencias, igual pasa con el tema del calor, esta asociación es debido a algunos acontecimientos sísmicos que han ocurridos con anterioridad”, confirmó el especialista.

Para finalizar expresó que “las personas o la sociedad en un conocimiento cultural generan un patrón y esto genera algunos mitos” como lo es el del 25 de julio.