Se controlan 3 veces en un periodo de dos semanas.  También se apela a la responsabilidad de los infectados.

En la provincia comenzó esta semana el plan de aislamiento domiciliario para personas que presenten síntomas leves de coronavirus.  Así, un paciente que no sea considerado “de riesgo” puede transitar la enfermedad en su casa, siempre y cuando esa vivienda cumpla con los requisitos impuestos para tal fin,.

Desde la cartera de Salud de la provincia informaron que los controles para identificar la evolución del paciente domiciliario serán el primer día, el séptimo día y el día 14.

Asimismo, no salir del domicilio será responsabilidad de cada ciudadano y en caso de hacerlo podrá ser sancionado e imputado.

En tanto, existen algunas condiciones para tener aislamiento domiciliario, como que todas las personas deben ser menores de 60 años;  deben tener síntomas leves o ser asintomáticos; deben tener medios de movilidad o de comunicación. Además, la casa debe disponer de baño y habitación individual, en el domicilio no deben haber personas de riesgo y  si tienen alguna enfermedad, ésta debe estar compensada.