Preocupa la falta de interés de los que ya tuvieron la enfermedad, más aún cuando anunciaron que la provincia tendrá su banco de plasma y aseguran que faltan donante para que funcione eficientemente.

Mendoza tendrá su banco de plasma para reducir la mortalidad de los casos de coronavirus, pero escasean  donantes para que pueda funcionar como corresponde. El nuevo proyecto está dirigido a los pacientes graves de Covid-19 que tiene y tenga la provincia y está comprobado que reduce la mortalidad del 15 al 6 %.

Sin embargo, en Mendoza solo se presentaron 90 de los 600 recuperados de esta enfermedad desde el inicio de la pandemia y preocupa el bajo porcentaje, ya que hasta el momento es uno de los únicos mecanismos parcialmente efectivos contra el virus que tiene en vilo al mundo.

El dato fue aportado por Alejandra Civit, delegada del Centro Regional de Hemoterapia en la provincia, quien apuntó en medios provinciales que «son muy pocos los donantes de plasma que se presentaron hasta el momento”, y solicitó a “los pacientes recuperados” que se presenten en los distintos centros asistenciales “para ayudar a miles de mendocinos” que necesitarán de su asistencia.

“Es muy importante contar con este tipo de donantes. Es clave que se realicen estos ensayos para probar que el procedimiento realmente trae un beneficio al paciente; si no, es imposible llevarlo a cabo. Para esto, convocamos a todos los donantes a que asistan a alguno de los tres centros de extracción: el Centro de Hemoterapia, el Hospital Italiano y el Hospital El Carmen. La donación de plasma es un procedimiento muy sencillo. Es mediante aféresis, que es un procedimiento que dura entre 45 y 60 minutos”.

Un proyecto para sobre la donación

Con el apoyo de todos los sectores políticos la Cámara de Senadores, se espera que se sancione este martes el proyecto de la diputada María José Sanz sobre la donación de plasma de recuperados de COVID-19. La iniciativa fue analizada en la Comisión de Salud hace varios días y se le incorporaron tres proyectos que acompañan la medida, por lo que está todo preparado para que obtenga luz verde en la sesión de la Cámara Alta de este 11 de agosto.

El senador Lucas Quesada dio a conocer algunos detalles de este plan que busca ayudar a la recuperación de las personas infectadas con este virus. En primer lugar, explicó en qué consiste la donación de plasma: “Las personas recuperadas de COVID-19 poseen en el plasma de su sangre anticuerpos que podrían beneficiar a quienes están cursando la enfermedad”. En ese sentido, el senador Quesada remarcó quiénes son los pacientes que pueden donar plasma: “Las personas confirmadas de COVID-19 estarán en condiciones de donar su plasma por un método denominado de aféresis, pasados 14 días de su recuperación y contando con una prueba negativa para COVID-19”.

Quesada agregó: “Quienes sean potenciales donantes no deben tener antecedentes transfusionales (no haber recibido transfusiones previamente) y deben carecer de antecedentes gestacionales o abortos”.

Por último, el senador contó: «Está comprobado que esto baja la mortalidad del 15 al 6 %, según un estudio realizado por la Universidad de Massachusetts en Estados Unidos”.

Sin embargo, los especialistas temen que este avance primordial para la provincia contra la Covid-19 no pueda desarrollarse como corresponde porque son muy pocos los donantes que se presentaron en los distintos hospitales de Mendoza. Hasta el momento, “solo asistieron 90 de los 660 recuperados de Covid-19 en la provincia”.

Fuente: Universidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here