Lucas Ilardo, diputado del peronismo, ha advertido que se opondrán a la presentación que busca la aprobación parlamentaria del decreto de aumento de paridad otorgado.

A diferencia de lo ocurrido en marzo, cuando el Gobierno de Mendoza cerró convenios en paritarias con todos los gremios estatales, el andar de la reapertura de la negociación salarial que se inició el mes pasado se presenta más dificultoso. Es que el Ejecutivo no logró acordar con dos de los tres gremios “grandes” de la provincia (SUTE y ATE) y decidió otorgar aumentos por decreto.

Más allá de la publicación del dictamen de Rodolfo Suarez en el Boletín Oficial, el incremento implementado unilateralmente debe ser refrendado por la Legislatura, donde se prevé una fuerte discusión entre oficialismo y oposición.

Así lo anticipó el propio jefe de la bancada del Frente de Todos (FdT) en el Senado, Lucas Ilardo, en la última sesión de tablas de la cámara alta mendocina. Durante el tratamiento de varios avales legislativos a otras disposiciones salariales decretadas previamente a diferentes sectores del Estado -incluida la Policía-, el legislador anticipó que el peronismo no acompañará el expediente que busque la ratificación de los aumentos por decreto firmados por el gobernador los últimos días.

“Se está viviendo un clima de absoluta tensión en Mendoza, con hospitales, escuelas y la administración pública paralizados, porque nuestros trabajadores tienen el salario más bajo de la región. Que sepa (Suarez) que desde este bloque vamos a dar una pelea fuerte respecto de la injusta decisión de emitir un decreto para los docentes, a quienes les congeló el sueldo en 2020”, advirtió el senador del PJ.

Ilardo se hizo eco de uno de los reclamos de los gremios estatales en la negociación paritaria, que es el pedido de recuperación del porcentaje perdido el año de la irrupción de la pandemia de Covid-19, cuando el Ejecutivo determinó suspender las paritarias. Tras un fallo de la Justicia, finalmente se retomaron recién en noviembre/diciembre de ese fatídico 2020. Sin embargo, desde el Gobierno dan el tema por concluido: afirman que la recomposición salarial acordada a inicios de 2021 contempló los dos años.

Pero el enojo del peronismo también se centra en la situación actual. Entienden que no se agotaron todas las instancias de negociación y que el cierre fue prematuro. El legislador del Justicialismo consideró que al parlamento “no debería llegar” un aumento por decreto, sino “un acuerdo entre el Gobernador y los trabajadores que les restituya la dignidad en sus salarios”.

“Si manda el decreto, será en el marco de una absoluta irresponsabilidad y generará una fuerte conflictividad, no solo social, sino en la Legislatura”, alertó Lucas Ilardo.

Hasta el momento, el SUTE (docentes y celadores) y ATE (Régimen 15 de Salud, administración central y otros organismos del Estado) rechazaron la oferta de la patronal. Ambos profundizarán las medidas de fuerza esta semana.

Ampros (régimen 27 de Salud) -en tanto- decidió bajar la propuesta a las bases y tras plebiscitarla entre sus afiliados, dará a conocer la respuesta el martes, que sería positiva. No obstante, el gremio solicitó una “corrección” para incluir a ciertos sectores de la sanidad “que no se sentían totalmente incluidos”.

En la misma situación se encuentran los gremios que representan al personal de los órganos de control, Vialidad y el Poder Judicial, cuyas paritarias pasaron a cuarto intermedio para que puedan analizarla y votar por la aceptación o el rechazo. También las partes se reencontrarán el martes.

Por su parte, luego de varias postergaciones, los trabajadores de Juegos y Casinos -nucleados en UPJCM- conocerán el nuevo ofrecimiento del Gobierno este lunes 8 de agosto. Dependiendo de la respuesta del gremio, se definirá si se aplica el incremento por decreto o se fija una nueva fecha para que sea debatida por los trabajadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí