El gobierno provincial puso en marcha el sistema Unidades Centinelas COVID-19 para control del coronavirus. Cinco hospitales, incluido el Scaravelli, forman parte del programa.

Se trata del programa de Vigilancia Epidemiológica que permitirá tener un mapa de situación más exacto sobre el impacto de la pandemia en Mendoza. Además, se dieron detalles sobre la llegada de los 10 mil reactivos que compró el gobierno con el dinero ahorrado por la rebaja de salarios de los funcionarios.
Durante una conferencia de prensa desde Casa de Gobierno, la ministra de Salud, Desarrollo Social y Deportes, Ana María Nadal, dio detalles sobre la puesta en marcha del sistema Unidades Centinelas COVID-19 para control del coronavirus. Estuvo acompañada por el subsecretario de salud, Oscar Sagás, y por el coordinador de las unidades centinelas, Carlos Espul.

De acuerdo a lo especificado por Nadal, el programa Vigilancia Epidemiológica tiene como finalidad tener un esquema más preciso de la situación de la pandemia en la provincia, en una iniciativa ya era utilizada para registrar otras enfermedades respiratorias en la provincia.
Con este sistema, más los 10.000 reactivos que compró el Estado mendocino con el dinero ahorrado por la rebaja de salarios de los funcionarios, se busca ahora ampliar la cantidad de testeos, más allá de los casos considerados sospechosos. Para ello, cinco hospitales de la provincia tomarán muestras para analizar COVID-19 y luego serán enviados a la red coordinada de laboratorios.
De esta manera, se realizarán los testeos a personas que tengan síntomas compatibles sin importar si tienen nexo epidemiológico o no. Si bien en la provincia aún no se ha detectado circulación del virus, uno de los objetivos del proyecto es lograr confirmar si hay o no casos autóctonos.
Con respecto a la adquisición de reactivos para la provincia, Nadal destacó: “Continuando con el compromiso asumido desde el Gobierno de brindar información oficial de forma constante y sostenida, queremos comentar que para agilizar la obtención de resultados de análisis sobre casos sospechosos de coronavirus, la provincia ha hecho un esfuerzo importante y con el aporte de los sueldos de funcionarios hemos comprado 10.000 reactivos a Corea del Sur”.
En este sentido, la ministra señaló que “ha sido difícil traerlos a la provincia, y a través de un trabajo coordinado entre el Ministerio de Hacienda, que nos ayudó a importar, el Ministerio de Salud a elegirlos, y el Ministerio de Economía disponiendo los aviones de la lucha antigranizo para el traslado, lo hemos logrado y ya los tenemos con nosotros en el laboratorio de salud pública que se encuentra en el Hospital Lencinas”.
Con respecto a la implementación de las unidades centinelas, el gobierno adelantó que son un sistema con tres actores, que incluye a hospitales, profesionales de la salud y la Dirección de Epidemiología. Estas unidades funcionan en los siguientes sitios: dos en el sector privado, en el Hospital Español y en la Clínica de Cuyo; y cuatro en el sector público, en los hospitales Central, El Carmen, Schestakow y Scaravelli.
Sobre su funcionamiento, la ministra Nadal explicó: “La unidad centinela busca ampliar la capacidad de detectar posibles casos a través del control de todas las personas con síntomas respiratorios que consulten en estos hospitales. De este modo, nos estamos anticipando para obtener mejor información para la acción”.
Al respecto de su implementación, la funcionaria dijo: “Se van a tomar muestras a todos los pacientes sintomáticos para que sean estudiados. Esto va a permitir tener información en general, se les va a tomar a todos los que tengan síntomas sin importar si vinieron del exterior o no. Estos hospitales tomarán las muestras, que se analizarán en la red de laboratorios antes mencionadas”.
“De este modo, tendremos más información para tomar decisiones y cuidados para enfrentar esta pandemia y seguir sumando herramientas a las que ya tenemos en la provincia”, culminó la ministra de salud.