Además, se habilitaron las reuniones familiares para el próximo domingo por el Día del Padre.

Fue anunciado ayer y se hizo oficial la mañana de este miércoles, Mendoza habilitó las reuniones familiares única y exclusivamente para el 20 de junio (Día del Padre) y para grupos de 10 personas, en tanto que la terminación del Documento Nacional de Identidad (DNI) para realizar compras no regirá de desde este miércoles hasta el próximo domingo inclusive.

El texto detalla, “suspéndase entre los días miércoles 16 y domingo 20 de Junio de 2021, la restricción impuesta por el artículo 3º del Decreto Acuerdo Nº 605 de fecha 13 de Mayo de 2021, en cuanto a la terminación del número de Documento Nacional de Identidad para las compras en comercios“.

Además, “Habilítense durante el día domingo 20 de Junio de 2021 las reuniones familiares hasta un máximo de 10 personas“.

Fue establecido a través del decreto 760, publicado este miércoles en el Boletín Oficial. Los principales fundamentos de las medidas son:

-Que todas las medidas adoptadas como consecuencia de la pandemia, en tanto persiguen asegurar la salud de la población, están sujetas en su vigencia a la situación epidemiológica de la Provincia.

-Que resulta necesario buscar un razonable equilibrio entre las diversas actividades económicas, la situación epidemiológica y la capacidad de respuesta del sistema de salud.

-Que atento a la situación epidemiológica de la provincia, resulta razonable adoptar medidas que permitan flexibilizar por etapas las actividades autorizadas.

-Que el domingo 20 de junio se celebra tradicionalmente el “Día del Padre”, circunstancia que puede permitir al sector comercial de la Provincia incrementar sus  ventas, obteniendo un alivio parcial a la delicada situación por la cual atraviesa ese sector.

-Que, de igual manera, resulta una fecha en la que las familias tienden a juntarse con motivo de agasajar a los padres en su día.

Desde el Ejecutivo provincial recordaron que a partir del lunes 21 de junio vuelven las restricciones establecidas anteriormente y las reuniones familiares y sociales en domicilios particulares vuelven a estar prohibidas.