El gobernador recibió la visita del Ministro Ferrasi.

Este viernes Suarez firmó convenios con el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi, destinados a la construcción de 1.000 unidades habitacionales en Mendoza y a la reactivación de obras de vivienda que, por diversos motivos, no se concluyeron.

Se trata de cuatro acuerdos que tienen como objetivo menguar el déficit habitacional y asegurar la vivienda propia en clases medias, sobre todo en los sectores con recursos económicos insuficientes. El primero de ellos es la adhesión al programa Casa Propia – Construir Futuro, el segundo refiere al recupero de financiamiento mediante un acuerdo de adhesión al Fondo Nacional Solidario de Vivienda, el tercero dispone la reactivación y finalización de obras paralizadas o abandonadas, y, por último, una cuarta acta acuerdo donde se establecen proyectos integrales de hábitat y viviendas.

También estuvieron presentes el ministro de Infraestructura y Planificación Pública, Mario Isgro; la titular del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV); María Marta Ontanilla y el secretario de Hábitat, Santiago Maggiotti.

Debido a que el IPV mantiene una política descentralizada en los municipios respecto a la demanda habitacional “los proyectos presentados están basados en un estudio muy minucioso de relevamiento de las necesidades sociales, de producción de empleo y cantidad de habitantes en cada uno de los 18 departamentos”, subrayó Mario Isgro.

“Esperamos cumplimentar muy rápido estas viviendas de manera de aspirar a otras mil o dos mil más, teniendo en cuenta que la cantidad que necesita Mendoza para cubrir el déficit habitacional es de 70 mil casas, pero, para alcanzar ese objetivo, es necesario una clara política de Estado a largo plazo”, cerró.

Por su parte, Ontanilla explicó: “Hemos empezado a trabajar con los municipios para priorizar barrios; en el caso del Programa Casa Propia actualmente tenemos 800 viviendas enviadas a la Nación y estamos evaluando cuáles ingresarán en el Programa Reconstruir para reactivar obras que están paralizadas”.

La funcionaria resaltó que, además, ya se han licitado con fondos provinciales 500 viviendas, en el primer trimestre de este año, y hay otra cantidad similar en programación, con el objetivo puesto en poder entregarlas a fines de este año.

El monto total de los proyectos asciende a $593.987.123,44 y beneficia directamente a más de 900 familias. En líneas generales, los trabajos constan de: construcción de infraestructura pública, servicios básicos, equipamiento urbano y comunitario, y obras de mitigación.