El hecho ocurrió en la noche del miércoles en Tunuyán. El chico aún sigue internado.

En una vivienda de calle Crayón, en Tunuyán, este miércoles por la noche sucedió algo inesperado que tuvo graves consecuencias. De acuerdo a lo manifestado por fuentes policiales, un llamado al 911  alertó a personal de la UEP Tunuyán sobre una pelea intra familiar en un domicilio de la mencionada calle. La autora de la llamada era la madrastra de dos adolescentes, de 16 y 19 años,  quien solicitaba ayuda ya que estos dos chicos habían protagonizado una pelea y uno de ellos estaba lesionado.

Al llegar al lugar indicado, el personal policial se encontró con el menor de 16 años lastimado en una la parte frontal de su cabeza, herida provocada en la pelea  tras un fuerte golpe del chico de  19, quien, de acuerdo a lo expresado por la madrastra, lo habría golpeado con una herramienta denominada podón, más conocida como tijera de podar.

Según los detalles del informe policial, al querer ser asistido en el lugar por personal médico,  el menor se resistió a ser revisado, pese a la insistencia  del personal presente. El hecho fue comunicado a la fiscalía de turno. Mo obstante, cerca de las 5 de la madrugada de este jueves, nuevamente la madrastra dio a viso a la policía sobre el estado del menor herido, quien había sufrido una descompensación.

Finalmente, el  chico fue asistido nuevamente en su domicilio y trasladado al hospital Scaravelli , donde le constataron fractura de cráneo . Tras este diagnóstico, el menor fue estabilizado y derivado al hospital Central de Mendoza donde se encuentra internado en estado delicado.

En cuanto al mayor de 19, y según información oficial, la fiscalía de turno en el caso aún no toma ninguna determinación  en cuestiones judiciales, ya que por el momento el caso está caratulado como “Averiguación Lesiones”. Otros elementos de la investigación serán los que determinen si el caso es  un delito más grave o si sigue con tal caratula.