La cuestión se encamina a resolverse en la Justicia española.

El jugador tampoco tiene previsto asistir mañana al primer entrenamiento con Ronald Koeman a la espera de que sus abogados avancen en los términos de una desvinculación amistosa, algo a lo que no parece estar dispuesta la institución catalana.

Hoy se conoció que la Liga Española apoya la postura de la entidad blaugrana.

Lionel Messi firmó hace tres años un contrato con Barcelona hasta mediados de 2021, que contempla una cláusula de rescisión unilateral sin costo al final de cada temporada. Las partes pueden ejecutarla hasta el 10 de junio, según figura expresamente en el contrato.

Sin embargo. los abogados del argentino argumentan que el espíritu de la enmienda es fijar un plazo de diez días en relación al término de la temporada, lo que habilitaría el pedido del futbolista por la modificación de los calendarios europeos frente a la pandemia de coronavirus. Pero el Barcelona se aferra a la literalidad del texto y exige el pago de los 700 millones de euros fijados como resarcimiento económico por la ruptura anticipada del vínculo.

En un comunicado publicado este domingo, La Liga española aclaró que «el contrato se encuentra actualmente vigente y cuenta con una cláusula de rescisión aplicable al supuesto de que Lionel Messi decidiera instar la extinción unilateral anticipada del mismo, efectuada conforme al artículo 16 del Real Decreto 1006/1985, de 26 de junio, por el que se regula la relación laboral especial de los deportistas profesionales«.

«En cumplimiento de la normativa aplicable, La Liga no efectuará el trámite de visado previo de baja federativa al jugador si no ha abonado previamente el importe de dicha cláusula«, dijo textualmente.

Si Messi decidiera marcharse gratis y firmar con otra institución, tal como se desprende de su estrategia, el club Barcelona acudirá a la justicia catalana para reclamar el pago de los 700 millones de euros de la cláusula de rescisión por la ruptura unilateral del vínculo laboral.

Incluso podría plantear la figura de duplicidad de contrato lo que, de tener sentencia favorable al club, podría bloquear la carrera del argentino en su nuevo equipo.

«Cada parte irá con una hoja de ruta muy clara y definida. Por un lado, de una forma civilizada y amistosa, a pesar de que el primer anuncio formal y legal fuese un burofax, la intención del padre de Messi será hallar un terreno de encuentro con el club para conseguir una salida de su hijo lo más civilizada posible«, publicó Mundo Deportivo.

 

Con contenido de Marca, y Mundo Deportivo, Catalunya.