En la vorágine de la información cotidiana, este día, en que se homenajea a las mujeres que desempeñan funciones operativas en las fuerzas policiales podría haber pasado desapercibido.

Sin embargo, es absolutamente imprescindible el debido reconocimiento a las 3 mil uniformadas que conforman la Policía de Mendoza y que  conmemoran hoy un nuevo aniversario.

La fecha se conmemora en homenaje a Érica Beatriz Bercich López, primera mujer policía caída en acto de servicio. Fue elegido el 14 de agosto en memoria al día del nacimiento de la uniformada fallecida.

https://elsol-compress-release.s3-accelerate.amazonaws.com/images/large/1534340558545Acto%20Mujer%20Policia%20(1).jpg

Actualmente, la fuerza policial está integrada por unas 3 mil mujeres policías, distribuidas entre 2.051 auxiliares, 757 oficiales y 112 suboficiales. Entre ellas, se destaca a la única comisario general, Nidia Ríos, quien sigue en servicio desempeñándose como jefa de la Distrital V- Maipú, Luján y Corredor Internacional.

Mientras que el Cuerpo de Aviación Policial (CAP) cuenta con la única mujer que pilotea los helicópteros de la fuerza policial. Ella es Lorena Olmos, oficial inspectora y autoevacuadora.

Este día representa un importante acontecimiento en la Fuerza Policial de Mendoza, que reconoce a las mujeres que velan por el bien público de nuestra comunidad. Se instruyó a raíz de la aprobación de la Ley 9087, que se sancionó en agosto de 2018 tras un expediente cuya autora fue la senadora radical Daniela García.

Érica Beatriz Bercich fue la primera uniformada mujer en morir en acto de servicio. Ingresó a la Policía como agente del cuerpo auxiliar y cumplió funciones en la Dirección Judicial y en la sección de Dactiloscopia.

Luego, se inscribió en la Escuela de Policía de General San Martín, donde fue designada escolta de Bandera. En 1997, obtuvo el título de oficial subayudante del cuerpo de comando y fue destinada a la Compañía Motorizada.

Dos años más tarde, el 24 de marzo de 1999, Érica falleció mientras se desempeñaba como encargada de turno en el Servicio de la Compañía Motorizada.

Fue a las 2.15, de ese día, cuando se dirigía a auxiliar a sus compañeros que se encontraban en la Estación Ferroviaria de Rodeo de la Cruz de Guaymallén y el auto en el que viajaba chocó contra un árbol.