Es parte de los talleres que brinda la Casa de la Mujer.

Desde la Casa de la Mujer, se continúan brindando diferentes talleres destinados a mujeres, como un espacio de contención y de ofrecer además una salida laboral, para lograr una independencia económica. Entre tantas propuestas, se encuentra un taller con gran demanda, el de manejo.

Marina Oviedo, es inspectora de tránsito en el municipio, pero además, dedica gran parte de su tiempo a enseñar a manejar a otras mujeres. Estuvo en diálogo con Canal, contando esta experiencia, y esta valiosa herramienta que brinda totalmente gratis, “ya es el cuarto año que estoy con el taller, lo hacemos de vuelta en el Anfiteatro. Este año hemos vuelto, tengo 15 alumnas, no podemos tener más por protocolos, el pasado llegué a tener 100 chicas”. Ella es solo una de las tantas mujeres, que ofrecen su tiempo para enseñar a otras.

En cuanto a la forma de trabajo, “vemos teoría, la ley de tránsito, conocemos las partes del motor, les enseño a cambiar las ruedas, por si el día de mañana sufren algún percance las chicas sepan resolverlo solitas”.

Compartió que las alumnas, “llegan con mucho miedo, pero lo tiene que dejar en casa, pero terminan con su licencia en mano. Así logran su independencia, terminan felices”.

“Le ponen primera y salen para adelante siempre. Además, vienen a pasarla bien, salen un poco de la realidad de su casa”, manifestó Marina.

Con un protocolo en las clases, hay cupos limitados, “si no fuera por la pandemia, tendría cantidad de mujeres, les pido que tengan paciencia, ya van a tener oportunidad de ingresar”.

Cuando las inscripciones se encuentran abiertas se informará desde el municipio para las mujeres interesadas en sumarse.