Un hombre identificado como Antolín Subelza, falleció hoy en el hospital Central de la capital mendocina producto de las múltiples heridas sufridas en la feroz riña que se desató el pasado domingo en un barrio del Loteo Bigolotti, en Tupungato.

El hombre, quien tuvo que ser hospitalizado unto a otras tres personas luego de esta desafortunada pelea, había sufrido fractura de cráneo y fue derivado de inmediato al hospital Central debido a su grave estado de salud. Finalmente, hoy el tupungatino de 52 años falleció, mientras los demás heridos continúan internados, algunos en el Central y otro en el Scaravelli de Tunuyán.

Los datos extra oficiales aseguran que fueron alrededor de 10 personas las que resultaron heridas en esta gresca que tuvo lugar en el mediodía del domingo en el conocido loteo tupungatino

La identidad de los demás internados, según los datos oficiales,  da cuenta que todos son de la misma familia y son Guillermo Subelza, quien terminó con fractura de órbita y otorragia; Carlos Subelza , con fractura y hundimiento de cráneo, y Leandro Subelza  con fractura de costilla y fractura de miembro superior derecho expuesta. Todos se encuentran en estado reservado.

La causa, que se encuentra a cargo de la Unidad Fiscal del Valle de Uco, tiene a tres detenidos de apellido Cortez.

Al parecer, los Subelza, oriundos de Jujuy, mantenían diferencias con esa familia y eso originó un violento enfrentamiento, que desembocó en el asesinato, según la investigación.

El caso ocurrió en horas de la tarde del domingo, en el interior de loteo Bigolotti, localizado en calle Filippini.

Producto de la brutal pelea, Subelza resultó con traumatismo de cráneo grave con pérdida de conocimiento, fractura de cráneo y traumatismo facial.

El hombre fue llevado al centro asistencial de calle Alem de Ciudad, junto a su hijo Guillermo (28) que tenía traumatismo grave con fractura de órbita, sostiene la información policial.

En tanto, sus otros hijos, Carlos (31) y Leandro (29), presentaban traumatismo de cráneo con hundimiento y traumatismos graves en el cuerpo, respectivamente, por lo que fueron llevados al Hospital Scaravelli.

Por último, una hija del fallecido, de 16 años, sufrió cortes en la pierna derecha y debió ser asistida en el lugar.