El 11 de agosto el Gobierno envió  a la Legislatura un proyecto que podría cambiar el mapa de Mendoza,  al incluir la posibilidad de que algunas localidad adquieran status de municipio independiente.

En este sentido los legisladores oficialistas continúan trabajando en el mismo, con lo que de aprobarse en el futuro, cambiaría el mapa que conocemos de Mendoza.

Algunos poblados podrían elegir sus propias autoridades si el proyecto avanza. Sería el caso de Palmira, La Colonia, Rodeo del Medio, La Consulta, Perdriel, Bowen, Monte Comán, Uspallata y Chacras de Coria, pero también otros más chicos como Carrodilla, Russell, Colonia Segovia, La Puntilla y Villa Atuel.

Según explicó el ministro de Gobierno Víctor Ibáñez, y autor del proyecto de necesidad de la Reforma Constitucional “El objetivo de la autonomía municipal se puede ver desde distintos lugares”, .

Primero, el cumplimiento de la autonomía que fijó la Constitución Nacional en 1994, donde se le dejó a cada provincia que decida cuál es el alcance de esa autonomía. Hoy los municipios en la provincia son autónomos desde el punto de vista político, económico y administrativo, pero se rigen por una ley común a todos, la Ley Orgánica de Municipalidades, que es muy antigua”, dijo Ibáñez.

Esa ley, dictada en 1934, le da un tratamiento homogéneo a los municipios de Mendoza, es decir que no tienen autonomía para regularse institucionalmente ellos mismos. Este es el papel de las cartas orgánicas municipales que habilitaría esta Reforma. Eso permite descentralización y la posibilidad de autorregulación normativa tomando en cuenta sus particularidades, porque tampoco sirve que todos tengan la misma carta orgánica.

El ministro y constitucionalista pone un ejemplo: hoy todos los municipios tienen un mínimo de 10 concejales y un máximo de 12.

Con una carta orgánica propia, algunos más chicos podrían tener estructuras menores, como un consejo de vecinos por ejemplo. Ahí es donde distritos como Uspallata, que hoy es gobernada a 150 kilómetros desde la Municipalidad de Las Heras, podrían tener la posibilidad de elegir a sus propias autoridades. Y hasta a sus representantes en la Legislatura.

Según publicó Los Andes, Mendoza tiene 18 municipios para 1.990.000 habitantes, que viven en más de 300 localidades. Esto significa que cada unidad municipal debe atender -en promedio- a 110.000 mendocinos. Esto la convierte, después de Buenos Aires, en la provincia más centralista del país, concentrando en unas pocas administraciones municipales las demandas de distritos y poblados a veces distantes a cientos de kilómetros.

En este sentido, Gabriela Abalos, jueza provincial, constitucionalista explicó al centenario diario mendocino, que “Lo que está claro es que descentralizar el poder supone tener más centros de toma de decisiones, no solo los 18 actuales”.

Para ella, esta descentralización permitirá no nuevas estructuras burocráticas, sino más bien nuevas comunidades que puedan elegir a sus autoridades y manejar fondos propios. Es decir, gobernarse a sí mismas.

 

Con contenido de Los Andes

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here