Pese al pedido de algunos intendentes, Mendoza mantiene la presencialidad con protocolos.

Tras el fallo de la Corte Suprema de Justicia avaló la continuidad de las clases presenciales, el Gobierno nacional insiste con su suspensión en las regiones consideradas en “alarma epidemiológica y sanitaria”.

En ese sentido, el ministro de educación Nicolás Trotta, manifestó que las provincias deben acatar la última decisión del Consejo Federal de Educación (CFE) y que Mendoza y la Ciudad de Buenos Aires están obligadas a cumplir con la resolución.

Pese a esto, desde el Gobierno provincial afirmaron que en las escuelas mendocinas todo seguirá sin cambios por el momento.

En conjunto, las 24 jurisdicciones votaron el pasado martes por “suspender la asistencia a clases presenciales” en el caso de los aglomerados urbanos, departamentos o partidos de más de 300.000 habitantes en situación de Alarma Epidemiológica y Sanitaria, siguiendo lo establecido por el DNU N° 287/21. Pero, esta determinación fue respaldada solamente por 22 provincias ya que dos votaron en contra. Por un lado, el director general de Escuelas de Mendoza, José Thomas, y la ministra de Educación de CABA, Soledad Acuña.

Al respecto, Trotta también señaló que “es una cuestión de cumplir o no cumplir la Ley. Por la tradición que tiene la provincia de Mendoza, que es un ejemplo en el respeto a las instituciones, esperemos que el gobernador Suarez, a partir de esta decisión, que no es un DNU, que no es una decisión del Estado nacional sino de todo el sistema educativo, aplique la resolución del Consejo Federal como lo ha hecho a lo largo de todo el 2020”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here