En el día en que en la provincia de Mendoza comienza una nueva etapa de distanciamiento social y con las aún vigentes medidas de salidas por terminación de DNI, entre otras, las calles del centro tunuyanino mostraron la cara que venían exhibiendo desde hace varias semanas: la de vida prácticamente «normal».

El aumento estrepitoso  de los casos de coronavirus en la provincia y los últimos nuevos contagios anunciados ayer en el Valle de Uco parece no cambiar nada en la diaria tunuyanina, donde lo único que sigue manteniéndose firme es el uso del tapabocas y, en contados casos, el distanciamiento social.

El famoso «quedate en casa» parece haber quedado un tanto relegado del pensamiento social, tal vez por el hartazgo, la urgencia comercial y de consumo y la necesidad de los trámites diarios. Mucha gente caminando y vehículos circulando, pese a los controles , es la imagen que puede verse  en cualquier mañana  en el centro tunyanino.

Entonces, ¿nada cambia?  Apelando a la famosa responsabilidad social, tal vez el ciudadano/a  de Tunuyán deberá responder con el cuidado personal y social, ya que al parecer el quedarse en casa ya no es una prioridad, sino una elección de cada uno.

© Copyright 2020 – Todos los derechos Reservados 8 Digital

Privacy Preference Center