En Mendoza ya se aplica a este tipo de metodología que se ha empleado también en otras partes del país con resultados positivos.  ¿De qué se trata?

En el Hospital El Carmen de Mendoza se está poniendo a prueba el método de nebulizaciones de Ibuprofeno contra el Covid-19  y aseguran que los resultados son alentadores.

No es una vacuna, sino un tratamiento que  ya estaba vigente y en aplicación a pacientes con fibrosis quística pulmonar y enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC). Vale decir, que la situación más crítica de la afección comienza cuando el virus, en este caso el Covid,  produce inflamación pulmonar y de las vías respiratorias. En este sentido, puede ser leve (el paciente queda en casa o en observación), moderada (cuando se observa una neumonía y se necesitan antibióticos) o severo (cuando debe ser intubado y presenta alto riesgo de muerte).

Ante esto, lo que produce el tratamiento con Ibuprofeno es frenar la inflamación respiratoria para controlarla y que no se vaya más allá del aparato respiratorio precisamente, según explican médicos y científicos.

Haciendo un poco de historia en el tema , un grupo de científicos cordobeses desarrolló un tratamiento a base de la droga ibuprofeno que provocó “mejoras significativas” en personas con coronavirus y una reducción de la carga viral en pocos días. “Los pacientes no solo han mejorado su cuadro clínico sino que algunos lograron una negativización temprana”, aseguró Pablo de Chiara, ministro de Ciencia y Tecnología de Córdoba, provincia donde se está aplicando esta metodología hace un tiempo.

En este caso, eEl ibuprofeno no se administra como se lo conoce habitualmente como analgésico y antinflamatorio. Se aplica como ibuprofenato de sodio (ibuprofeno hecho soluble al agua) a través de nebulizaciones con una solución hipertónica (con alta concentración de sal).

En este sentido, aseguran que los resultados fueron “positivos” porque provocaron “mejoras significativas en los cuadros respiratorios” de quienes recibieron el tratamiento, que fue suministrado ambulatorios e internados e incluso, señalaron los especialistas que algunos lograron una “negativización” del Covid-19 antes de los siete días de iniciadas las nebulizaciones.

Rsta práctica ya se está implementado en el hospital El Carmen de nuestra provincia, aunque es importante aclarar que para pacientes con Covid-19, el tratamiento está todavía en una fase experimental pero en etapa compasiva ampliada. También explican los expertos que lo ideal es usarlo tempranamente, porque una inflamación es fácilmente contenida en esas circunstancias. Mientras que, si entra tardíamente, es más complejo. Lo mismo que ocurre con cualquier patología.