El reflejo del sometimiento. ¿Ramsés – Moisés?

Desde el inicio de los tiempos y las distintas creencias, costumbres, tradiciones, hábitos entre otras, la sociedad viene sufriendo la opresión de distintas maneras. Incluso de hasta de los mismos cleros. Guerras étnicas que no tendrían que existir.

Ahora, en este tiempo actual y a más de 2000 años del nacimiento de Cristo, con tanta cultura, tecnologías y demás adelantos en cuanto al conocimiento humano, los que habitamos este nuestro planeta y sobre todo nuestro país, me pregunto: ¿No hemos vuelto a la época aquella del faraón Ramsés?.

¿No encontramos el norte?  Pareciera que cada vez que elegimos a quien nos gobierne nos equivocamos, volvemos a tener esperanzas en quien nos desilusionó. ¿Será que no tenemos dirigentes que nos guíen como nación y nos engañan? ¿Nos estamos acostumbrando a vivir de esta manera? ¿Por qué se tiene que sufrir tanto en un país tan rico?

Pareciera que ya todo es igual, el que trabajó toda la vida, se jubiló y su haber mensual es menor al que recibe planes sociales y nunca trabajó.

Recuerdo que antes no existían planes y nuestros padres nos criaron  igual. Nos dieron educación, seguridad; nos enseñaron la cultura del trabajo. Nos enseñaron que era vergonzoso pedir teniendo la posibilidad de trabajar.

Parece que nos conforman, o los gobernantes se conforman con que tengamos un poco de pan y agua para sobrevivir; o hacer un esfuerzo (en casos no tan aislados), comer carne todos los días. ¡Estamos volviendo a aquellos tiempos! Donde el rey le daba al pueblo lo que creía debía darle, y no lo que cada uno quería.

Si bien la libertad no tiene precio,  el sometimiento y la opresión son tan dañinos como no tener libertad.

Es solo una humilde opinión.

Firma: L.A.P.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here