Fue en Clorinda.

Otra vez vecinos de la provincia de Formosa, se manifestaron en contra de las restricciones que implementó el Gobierno de Gildó Insfrán en medio de la pandemia de coronavirus. Residentes de la ciudad formoseña de Clorinda marcharon este martes hacia la casa del intendente Manuel Celauro para pedirle que de marcha atrás con la determinación de regresar a la fase 1 de la cuarentena.

Como ya había ocurrido hace unas semanas atrás, la Policía reprimió la protesta con balas de goma.

Acompañando con cacerolas y banderas, los vecinos se acercaron hasta la casa de Celauro y reclamaron la flexibilización de las medidas sanitarias. Ante esta situación, el funcionario se atrincheró en su casa, según informó el sitio TN.

Este martes, el intendente declaró que Clorinda volverá a la fase 1 del aislamiento obligatorio por coronavirus. Esto implica que, al igual que durante los últimos ocho meses, los vecinos no podrán salir del distrito. Además, a partir de ahora, los comercios estarán habilitados a abrir solo en horarios restringidos.

En el decreto que se emitió este martes el intendente de Clorinda, estableció la suspensión “desde las 00 y hasta el 3 de abril las actividades deportivas, sociales, culturales y religiosas”. “Los comercios atenderán solo hasta las 13; los supermercados y negocios minoristas de cercanía, hasta las 20; los gastronómicos deberán atender con modalidad de entrega a domicilio hasta las 23″.