El responsable por la pandemia en Europa explicó que el aislamiento “hace a los pobres mucho más pobres” y anticipó “al menos el doble de desnutrición infantil”. De acuerdo con el experto, el confinamiento es un arma para “reorganizar”, pero que, en general, la OMS prefiere no hacerlo.

David Nabarro, responsable europeo del coronavirus de la OMS, manifestó, “nosotros, en la Organización Mundial de la Salud ( OMS), no abogamos por los encierros como el principal medio de control de este virus”. El experto instó a los gobiernos a no utilizar el aislamiento como principal método de control de la pandemia, por considerar que “hacen a los pobres mucho más pobres”.

En un complejo contexto a nivel mundial, “es una catástrofe a nivel global. Le pedimos a los líderes que dejen de usar al confinamiento como el principal método para controlar la enfermedad. Tienen que desarrollar mejores sistemas”, declaró. En este sentido, llamó a que los países “trabajen juntos y aprendan unos de otros” y sugirió que, en vez de aplicar cuarentenas, es preferible tener planes de rastreo y hospitalización.

“El único momento en el que creemos que un confinamiento está justificado es para ganar tiempo para reorganizar, reagrupar, reequilibrar los recursos y proteger a los trabajadores de la salud que están agotados. Pero en general, preferimos no hacerlo”, indicó Nabarro a una revista británica.

La principal crítica de Nabarro a los bloqueos involucró el impacto global, explicando cómo las economías más pobres que habían sido afectadas indirectamente. “Puede que tengamos al menos el doble de desnutrición infantil. Esta es una terrible y espantosa catástrofe global”, lamentó.

Por otra parte, en Argentina el Gobierno nacional publicó este lunes el decreto que establece una nueva prórroga de la cuarentena hasta el 25 de octubre y dispone que muchas ciudades del interior del país retroceden a Fase 1. Sin embargo el gobernador de la provincia, Rodolfo Suarez, aseguró que Mendoza continuará con las medidas ya decretadas, lo que significa un respiro para los sectores más afectados por la pandemia.