Continúan los estudios.

El equipo de expertos de la Organización Mundial de la Salud, continúan investigando el China, el origen del coronavirus. Durante este sábado, visitaron otro hospital en Wuhan donde se trató a algunos de los primeros casos de COVID 19.

Se trata del centro Jinyintan, especializado en enfermedades infecciosas y calificado por la prensa oficial de “zona cero” del tratamiento de enfermos de COVID en la capital de la provincia de Hubei debido a la multitud de pacientes que fueron internados allí en los primeros compases de la pandemia.

Allí, se registraron las primeras muertes a causa del virus.  13 investigadores de la OMS se entrevistaron con los jefes y trabajadores del hospital en lo que el zoólogo británico Peter Daszak calificó de “importante oportunidad para hablar directamente con los médicos que estuvieron sobre el terreno durante esos momentos cruciales”, en un mensaje publicado en la red social Twitter.

También en las redes, la OMS reclamó “el apoyo, el acceso y los datos que necesiten” sus enviados para llevar a cabo las investigaciones pertinentes y apuntó que “todas las hipótesis están sobre la mesa” a la hora de determinar el origen del virus.