La dirección General de OSEP cursó un comunicado a la prensa, respecto de los hechos acontecidos en el departamento sureño.

Ante los hechos conocidos de haber resultado positivo el test de COVID -19 realizado al padre de un empleado de OSEP Malargüe, el Director General dispuso que todo el personal de dicha sede, tanto de planta, contratado, como tercerizado (limpieza y vigilancia); entrara en cuarentena desde el jueves 9 de abril, según protocolo establecido. 

Además, la sede de Av. J. A. Roca 277 esq. E. Civit, permanece cerrada por el lapso de 14 días. En tanto, desde este lunes 13, se habilitará el edificio de calle Uriburu 233, el cual trabajará con personal de San Rafael.

Para su funcionamiento durante la cuarentena, se dispuso de 4 administrativos que atenderán a los afiliados para planes especiales y reintegros. Estos trámites serán confeccionados por profesionales en San Rafael. Además, contará con el servicio de un enfermero y un odontólogo para urgencias.

El caso tomó trascendencia, no sólo en la provincia de Mendoza, sino a nivel nacional cuando se supo que un hombre vecino del departamento, de 85 años dio positivo al test realizado en el laboratorio de Mendoza. Más tarde también su esposa, de la misma edad.

Los infectados son los padres de un profesional médico auditor de Osep, quien no habría cumplido con la cuarentena obligatoria, a pesar de convivir con sus progenitores.

Si bien el examen que se le realizó al profesional de la salud, dio negativo, hay alarma entre los malargüinos por los contactos que el médico tuvo días antes de que se confirme que sus padres son portadores de la enfermedad.

Por otra parte, desde Osep se envió a una comisión de infectólogos para tomar hisopados de todos los médicos que tuvieron contacto con el hijo de los contagiados. “Rogamos que ninguno esté infectado”, dicen en Malargüe.

En Malargüe todas las miradas están sobre el profesional, auditor de Osep, quien hizo todo lo contrario a lo que establecen las normas sanitarias para contener al virus. Si bien no se hizo oficial, todo indica que el matrimonio infectado viajó a Chile semanas atrás, donde incluso habrían tenido contacto con visitantes europeos. Para quienes siguen el caso, ahí puede haber surgido el nexo epidemiológico que luego derivó en el contagio de los adultos mayores.

 

Fuente: Redacción/ Osep/ Diario San Rafael