Recibieron el bono de $10 mil, que entregó el Gobierno nacional el año pasado.

Fueron seis concejales y dos funcionarios municipales de Jujuy los fueron imputados este viernes por la Justicia Federal luego de que se comprobara que el año pasado cobraron de manera irregular el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

El fiscal federal de Jujuy, Federico Zurueta, del área de casos complejos, los acusó por los delitos de defraudación a la administración pública e incumplimiento de los deberes de funcionario público, debido al cobro ilegal de la ayuda económica que el gobierno nacional decretó para los trabajadores afectados por la pandemia.

La investigación comenzó durante julio del 2020, “la ejecución del fraude se inició con la solicitud del beneficio en la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), a quien le hicieron incurrir en error para obtener un tratamiento que no les correspondía”, detalló el fiscal.

Se comprobó que uno de ellos cobró dos veces el bono del IFE.