La denuncia recayó, por sorteo, en el juzgado federal a cargo del juez Sebastián Ramos.

Los denunciantes son Yamil Santoro y Antonio Fratamico, dirigentes de la coalición Republicanos Unidos, fuerza liberal liderada por Ricardo López Murphy y Darío Lopérfido.

Acusaron a Fernández de “haber generado una situación violatoria de las normas sanitarias del Distanciamiento Social, Preventivo y Obligatorio (DISPO, Decreto n.° 875/2020) decretado por el propio Poder Ejecutivo”, al haber convocado masivamente al funeral de Maradona.

Un partido político busca 30 personas que "presten" $ 10.000 - Infobae

Yamil Santoro

Acusaron a Alberto Fernández del delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público.

«El jefe de Estado ha quebrantado uno de los principios fundamentales que establece nuestra Ley, el principio de igualdad«, sostuvieron.

«Claramente, con la convocatoria y la disposición de un protocolo improvisado (y, a todas luces, según lo que pudo verse a través de los medios de comunicación, ineficaz e insuficiente) para llevar a cabo el funeral de Diego Maradona, se está estableciendo un doble estándar en materia de funerales, que depende de la condición de cada uno: si sos famoso o no. Si no lo sos, se aplican las normas sanitarias preventivas del COVID-19 (DISPO); si lo sos, no existe norma alguna que prohíba reunir, en la Plaza de Mayo, en las calles aledañas y en la mismísima Casa de Gobierno, a millones de personas«, escribieron los dirigentes.

Además, según Santoro, el Gobierno encabezado de Alberto «ha vulnerado el principio de igualdad ante la ley (art. 16 de la Constitución Nacional) al conferir a la familia del destacado futbolista un trato diferente, en materia de velatorios, que el que recibe –normas sanitarias mediante- cualquier otra familia argentina que sufre el fallecimiento de un ser querido«.

Por otra parte, el propio Fernández volvió a referirse este viernes a la mañana en Radio Con Vos a los desmanes. «Mucha gente fue con ánimo de hincha de fútbol. Los que entraron en ese momento a la Rosada lo hicieron con una violencia singular. Es muy difícil organizar un evento de esta naturaleza sabiendo que iba a haber un grupo de energúmenos«, dijo el presidente, que también criticó el accionar de los efectivos de la Metropolitana: «Aún así el tema se controló, no hubo persona lastimada, herida. El problema existió en (avenida) 9 de Julio con un hecho desmedido de la Policía de la Ciudad«.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí