En la Cámara de Diputados, la reforma tiene dos opiniones, la mayoría firmada por el Frente de Todos y la minoría que corresponde a la oposición.

El debate por la reforma de la ley de alquileres en la Cámara de Diputados se reunió este miércoles con dos opiniones, una mayoritaria obtenida por el Frente de Todos y otra minoritaria respecto a la oposición, con una única diferencia de firma entre ambas. Por el momento, el oficialismo propone que los contratos sean por dos años, mientras que el justicialismo ha decidido mantener el arrendamiento de tres años.

La opinión mayoritaria alcanzada por la FdT logró reunir 40 firmas, mientras que la opinión minoritaria que aglutina a Juntos por el Cambio, más los bloques de Graciela Caamaño y Florencio Randazzo, reunió 39 suscripciones. Sin embargo, ya anunciaron que al kirchnerismo le costó mantener la mayoría en el recinto, mientras que los cuatro diputados libertarios aún están por definir.

Así, el dictamen de la FdT prácticamente da la razón a la ley actual: mantiene el periodo de alquiler de tres años de contrato y propone utilizar el índice para actualizar las rentas con una fórmula que combine el IPC y el RIPTE. Por otro lado, otorga más facilidades a los arrendatarios para presentar las garantías.

Por el lado de los incentivos fiscales, la iniciativa gubernamental otorga beneficios a los monotributistas que cuenten con tres unidades operativas -gracias a una reforma a la ley del monotributo- y exonera del impuesto a la propiedad mueble los inmuebles cuyo valor sea igual o inferior a 30 millones de pesos, el mínimo no imponible  para esta categoría.

Mientras tanto, el dictamen de la oposición establece la rebaja del contrato a una duración mínima de dos años y considera que el precio del alquiler debe fijarse como un valor único y por periodos mensuales «sobre los cuales se pueden hacer ajustes con la frecuencia pactada». por las partes, por intervalos de 3 a 12 meses.

Para la actualización, proponen que las partes acuerden el mecanismo al inicio de la relación de alquiler: en ese sentido, proponen aplicar el índice de precios al consumidor (IPC), el índice de precios (IPM) y/o el Índice de Salarios ( IS ) elaborado por el INDEC, “o una combinación de dichos índices, según lo acordado por las partes”.

En cuanto a los incentivos fiscales, se plantea reformar el régimen de monotributo para que quienes tengan tres unidades operativas y que «se considere como» una sola unidad operativa independientemente del número de inmuebles que se vean afectados». De igual forma, propone eximir inmuebles destinados al arrendamiento de los Bienes Personales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí