Un informe de la Estación El Sombrero, del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), reveló que el ritmo de destrucción por los incendios en Corrientes pasó de 17.742 hectáreas diarias a más de 29.585, pese a que se incrementó la cantidad de brigadistas y medios aéreos para el combate de las llamas.

Según el relevamiento satelital, ya se quemaron 785.238 hectáreas, que equivalen al 8,8% de la superficie provincial. Mientras el fuego avanza a paso rápido, el ministro de Ambiente, Juan Cabandié, aseguró que el Gobierno espera un frente de lluvia que llegaría el lunes y permitiría aplacar el incendio.

En cantidad de hectáreas, los esteros y bañados fueron los más afectados entre el 7 y el 16 de febrero, pero también creció considerablemente la cantidad de forestaciones que fueron arrasadas por las llamas.

El Departamento Ituzaingó, en el límite con Misiones, es el que más hectáreas perdió por acción del fuego: 138.000. Detrás se ubican los departamentos San Miguel, con 93.713 hectáreas, y Santo Tomé, con 81.805 hectáreas.

Sin embargo, si se toma porcentaje de la superficie afectada, allí se ubica en primer lugar San Miguel con el 30,6% de su superficie; seguido de San Luis del Palmar, con el 24,8%; y Berón de Astrada, con el 23% de su territorio convertido en cenizas y hollín.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí