La vicepresidenta ya le busca reemplazante a Sergio Berni, ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires. Dentro del kirchnerismo, creen que «su gestión es pésima».

Desde hace algunas semanas, el rumor está instalado. Sergio Berni está en la cuerda floja y Cristina ya le estaría buscando un posible reemplazo. La vicepresidenta entiende que su gestión como ministro de Seguridad de Kicillof «es pésima». Esta información surge en medio de la interna entre Alberto y CFK, en la que el funcionario porteño defendió a la expresidenta argentina. 

Si bien supo ser de los funcionarios incondicionales a Cristina, la vicepresidenta ahora estaría buscándole un reemplazo por el crecimiento de la preocupación por inseguridad en la provincia de Buenos Aires. En Todo Noticias, afirmaron que para La Cámpora, el ministro «se la pasa boludeando en los medios» en vez de estar en su área y además, lo consideran torpe para el armado político.

Es por eso que CFK pidió una lista de nombres que sean posibles reemplazantes del funcionario. En borrador quedaron dos: Alejandro Granados, intendente de Ezeiza y exministro de Seguridad con Scioli. Y por otro lado, Mariano Cascallares, actual legislador provincial. Sobre este último informaron que no ve con buenos ojos tomar el cargo, mientras que por el primero respondieron que «está grande para la función».

Si bien puede generar revuelo dentro del kirchnerismo, la posible salida de Berni podría ser bien visto por Alberto Fernández. Hace poco menos de una semana, el titular de Seguridad había dicho que: «Fernández gobierna con el diario que le escriben cinco amigos» y defendió a CFK dentro de la interna que hace un tiempo viene agrietando cada día más al Gobierno nacional. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí