En su carta de renuncia, el ex ministro de Desarrollo Productivo había lanzado duras críticas a Cristina y a funcionarios kirchneristas.

La vocera de Alberto Fernández, Gabriela Cerruti, salió a cruzar al ex ministro Matías Kulfas que había lanzado acusaciones de «internismo» en su carta de renuncia apuntando contra la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y los funcionarios que le responden en el área de Energía.

«El Gobierno Nacional rechaza las acusaciones vertidas por Matías Kulfas en su carta de renuncia y no comparte los conceptos sostenidos en ese sentido», sostuvo Cerruti, para dar la respuesta oficial al escrito que no sólo enumeró lo que el ex funcionario había realizdo durante su gestión, sino también como catársis en su abrupta eyección del gabinete.

Las declaraciones llegan para tratar de enfriar el conflicto, aunque no parece que el saliente Kulfas vaya a bajar un cambio y aún más cuando ya la Justicia investiga la licitación por los caños para el gasoducto Néstor Kirchner de Vaca Muerta.

Pero por lo pronto, desde Casa Rosada y más precisamente el propio presidente quitan legitimidad a su ex ministro.

«El presidente Alberto Fernández está convencido de la necesidad de seguir trabajando por la unidad de la coalición de gobierno, construyendo acuerdos en la diversidad y gobernando con plena transparencia en todas las áreas», concluyó la portavoz del gobierno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí