Lo difundió el INDEC.

El Índice de Precios al Consumidor ( IPC) que mide el Indec marcó un incremento del 6% aunque representa una desaceleración respecto del pico de marzo 6,7%, sigue siendo alta, en medio de la renegociación de tarifas y paritarias.

Así, la inflación acumuló en el primer cuatrimestre 23,1%, su valor más alto desde 1991. El organismo estadístico informó además que la variación interanual del IPC fue de 58%.

Fue impulsada nuevamente por alimentos y bebidas no alcohólicas que, si bien redujo a 5,9% mensual, volvió a ser la categoría que más aportó al incremento. Las mayores subas se dieron en aceites y pan y cereales, que tuvieron subas de entre el 8% y 15% según la región, seguido de carnes y derivados y lácteos, con subas de entre el 5% y 7%.

Desde el ministerio de economía detalló, «estos rubros fueron los más afectados por la suba de precios internacionales de los principales commodities durante los últimos meses, debido a la sequía, pero también al conflicto bélico».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí